Subscribe:

sábado, 30 de septiembre de 2017

Escogiendo el gel de baño: ¿qué diferencia hace el pH neutro?

Muchas personas consideran la acción de bañarse, más que como un hábito o una rutina que hay que seguir para la salud o el autoestima, como un momento sagrado en el cual sólo existen dos elementos fundamentales: el cuerpo y la relajación.
            Quienes fabrican y / o  comercializan productos dedicados exclusivamente a este momento de la vida (que es tan común en nuestra especie, independientemente de en qué continente quieras fijarte), saben esto, bañarse forma parte importante de la vida diaria, sea o no sagrado para la persona; la mayoría nos bañamos, así que vender objetos que nos ayuden a ello es un gran negocio.
            Sin embargo, los elementos que usamos en nuestro aseo, aunque sean comunes en la forma: champú, jabón, gel de ducha o de baño, esponja, acondicionador... se diferencian en su composición, esto para adaptarse mejor a lo  que busca una persona para cubrir las necesidades de su cuerpo de la mejor manera posible (así como cuando buscamos un tipo específico de lectura que nos agrade o escogemos estudiar o dedicarnos a algo que refleje nuestra forma de ser).
            El gel de baño no se queda atrás, es por eso que en este post te explicaremos qué diferencia hay entre asearse con un gel de baño cualquiera con ducharte con un gel de baño de pH neutro.
            Probablemente has escuchado eso del pH neutro en temas referidos a la sensibilidad de la piel o alergia a ciertos componentes químicos de fórmulas. Lo cierto es que el tipo de PH y la sensibilidad de la piel están relacionados. El pH es la medida que se utiliza para definir la acidez o alcalinidad de una solución (algo que, si viste química como materia en la escuela secundaria, probablemente ya sabes).
            Suena algo complicado ¿cierto? Pero no es así, las siglas “pH” significan potencial de hidrógeno, lo que mide el pH en sí es la magnitud de la presencia de átomos de hidrógeno en una solución, en este caso el gel de baño. Si hay poco hidrógeno, se trata de una solución ácida, si hay mucho hidrógeno, se trata de una solución alcalina.
            El potencial de hidrógeno se mide por una escala del 1 al 10, los números más cercanos al uno demuestran la cercanía a una solución más ácida mientras que los cercanos al 10 establecen la cercanía a una solución más alcalina; lo normal es que un jabón o gel de baño tenga un pH entre el nivel 8 y el 10, es decir: son alcalinos.
            Pero hay un punto medio: la neutralidad, esas soluciones que ni son ácidas ni son alcalinas, tienen la misma proporción en ambos estándares y su nivel de pH se encuentra en el número 7.
            Los jabones o gel de baño de pH neutro, es decir,  pH número 7, están especialmente formulados y fabricados para aquellas personas cuya piel es muy sensible a una alta presencia de hidrógeno en la fórmula.
            Qué interesante puede llegar a ser el momento del baño.

También te puede interesar


            

0 comentarios:

Publicar un comentario