Subscribe:

sábado, 30 de septiembre de 2017

Escogiendo el gel de baño: ¿qué diferencia hace el pH neutro?

Muchas personas consideran la acción de bañarse, más que como un hábito o una rutina que hay que seguir para la salud o el autoestima, como un momento sagrado en el cual sólo existen dos elementos fundamentales: el cuerpo y la relajación.
            Quienes fabrican y / o  comercializan productos dedicados exclusivamente a este momento de la vida (que es tan común en nuestra especie, independientemente de en qué continente quieras fijarte), saben esto, bañarse forma parte importante de la vida diaria, sea o no sagrado para la persona; la mayoría nos bañamos, así que vender objetos que nos ayuden a ello es un gran negocio.
            Sin embargo, los elementos que usamos en nuestro aseo, aunque sean comunes en la forma: champú, jabón, gel de ducha o de baño, esponja, acondicionador... se diferencian en su composición, esto para adaptarse mejor a lo  que busca una persona para cubrir las necesidades de su cuerpo de la mejor manera posible (así como cuando buscamos un tipo específico de lectura que nos agrade o escogemos estudiar o dedicarnos a algo que refleje nuestra forma de ser).
            El gel de baño no se queda atrás, es por eso que en este post te explicaremos qué diferencia hay entre asearse con un gel de baño cualquiera con ducharte con un gel de baño de pH neutro.
            Probablemente has escuchado eso del pH neutro en temas referidos a la sensibilidad de la piel o alergia a ciertos componentes químicos de fórmulas. Lo cierto es que el tipo de PH y la sensibilidad de la piel están relacionados. El pH es la medida que se utiliza para definir la acidez o alcalinidad de una solución (algo que, si viste química como materia en la escuela secundaria, probablemente ya sabes).
            Suena algo complicado ¿cierto? Pero no es así, las siglas “pH” significan potencial de hidrógeno, lo que mide el pH en sí es la magnitud de la presencia de átomos de hidrógeno en una solución, en este caso el gel de baño. Si hay poco hidrógeno, se trata de una solución ácida, si hay mucho hidrógeno, se trata de una solución alcalina.
            El potencial de hidrógeno se mide por una escala del 1 al 10, los números más cercanos al uno demuestran la cercanía a una solución más ácida mientras que los cercanos al 10 establecen la cercanía a una solución más alcalina; lo normal es que un jabón o gel de baño tenga un pH entre el nivel 8 y el 10, es decir: son alcalinos.
            Pero hay un punto medio: la neutralidad, esas soluciones que ni son ácidas ni son alcalinas, tienen la misma proporción en ambos estándares y su nivel de pH se encuentra en el número 7.
            Los jabones o gel de baño de pH neutro, es decir,  pH número 7, están especialmente formulados y fabricados para aquellas personas cuya piel es muy sensible a una alta presencia de hidrógeno en la fórmula.
            Qué interesante puede llegar a ser el momento del baño.

También te puede interesar


            

lunes, 25 de septiembre de 2017

Es mejor pensar con la cabeza que con el corazón

Muchas veces nos ha pasado que cuando nos enamoramos de alguien todos nos dicen que es la persona equivocada sin embargo nosotros nos obsesionamos con esa persona sin saber que más adelante posiblemente puede hacernos daño o hacemos la persona más feliz del mundo por eso es que muchos siempre dicen es mejor pensar con la cabeza que con el corazón.

No entres en pánico ni en desesperación si es que no tienes novio o novia por mucho tiempo porque no es el fin del mundo, es mucho mejor conocer a más personas, tener muchos amigos y ahí cuando menos lo pienses encontrarás al verdadero amor sin embargo Si tú tratas de apurarte encontrando ese Supuesto amor Lo único que vas a traer son problemas por ello es mucho mejor tener los pies en la tierra y darnos cuenta si la persona realmente vale la pena como compañero de vida.

Algunas relaciones comienzan de la manera más Sublime sin embargo conforme va pasando el tiempo los verdaderos caracteres de cada uno de los individuos que están en la relación salen a relucir y es cuando todo lo que es felicidad se vuelve un tormento convirtiéndose en todo lo que el mundo dice: una relación dañina. Esto se da porque no hemos podido conocer a la persona con la cual queremos estar, Sólo nos fijamos en su belleza física más no en su interior que es lo más importante en la vida, es ahí donde salen los celos, los gritos, las peleas, convirtiéndose en una relación dañina para ambos y si no saben cómo llevarla puede volverse algo realmente desastroso por eso es mucho mejor pensar con la cabeza que con el corazón.

Lo mejor que puedes hacer es no escuchar la voz que está dentro de ti es mejor escuchar la voz de Dios y lo que nuestra mente nos dice porque es la única manera que vamos a poder protegernos de Cualquier relación que no sea sana para nosotros.

Tenemos que tener siempre en cuenta que muchas veces nosotros pensamos tener las mejores decisiones sin embargo estas pueden ser equivocadas porque no somos perfectos e incluso muchas de las decisiones que tomamos son llevadas por el mismo momento más no analizamos fríamente cómo es esa persona con la cual queremos estar. Debes darte cuenta que todo noviazgo o matrimonio es como una empresa, tenemos que saber qué empleados vamos a contratar de tal manera nos aseguramos que esas personas son Realmente correctas y van a trabajar de la mejor manera. Lo mismo sucede en un matrimonio o un noviazgo por eso debemos estar precavidos antes de aceptarlo pues es mejor pensar con el cerebro que con el corazón. Es necesario muchas veces dejar un poco de lado los sentimientos que muchas veces nos pueden dañar sin que nosotros lo queramos.