Subscribe:

martes, 14 de junio de 2016

Piense y hágase rico, el origen de la ley de atracción

Napoleón Hill (1883 – 1970) es ampliamente reconocido como el fundador de la literatura moderna sobre éxito personal. Si has visto la película “El Secreto” y/o has leído el libro, descubrirás al leer “Piense y Hágase Rico“- la obra más famosa de Napoleón Hill- que mucha de la información que se vierte en El Secreto ha sido directa o indirectamente tomada de este libro. Antes que continúes leyendo y buscando más información sobre la Ley de Atracción, te recomiendo leer el texto original que la dio a conocer y sembraría las bases para el desarrollo personal.

¿Cómo nació la fórmula del éxito?

Napoleón Hill nació en la pobreza en Virginia, Estados Unidos, y comenzó su carrera como escritor en la edad de 13 años, como reportero de un periódico de su pueblo. Entró en la escuela de derecho, pero tuvo que retirarse debido a la falta de recursos económicos.

En 1908, la carrera de Hill llegó a un punto crucial cuando entrevistó a Andrew Carnegie, el hombre más rico del mundo en ese momento. Carnegie le encargó a Hill, que entrevistara a más de 500 de los hombres y mujeres más exitosos de Norteamérica, con el fin de descubrir y publicar una fórmula para el éxito que podría ser duplicada por la persona promedio.

Por más de veinte años Napoleón Hill continuó con esta investigación. En 1928, la fórmula del éxito que vislumbraron Carnegie y Hill fue publicada con el título “La ley del éxito”. La versión actual de esta obra tiene más de mil páginas.

En 1937, Napoleón Hill condensó su ley del éxito en su obra más famosa, “Piense y Hágase Rico”. Este libro está disponible en varias ediciones, aún se sigue editando y ha vendido más de 30 millones de copias a lo largo de los años.

Este libro ha pasado la prueba del tiempo, desde que fue publicado por primera vez durante la Gran Depresión en 1937, con consejos atemporales para la comprensión de las emociones y el pensamiento humano, sacados directamente de la mente de uno de los empresarios más exitosos que ha tenido Estados Unidos: Andrew Carnegie.

Hill escribió este libro para revelar lo que los hombres ricos hacen (que los demás no) para tener éxito. Se trata del pensamiento que da origen a la acción y cómo ésta da origen a la riqueza. Se esboza la fórmula para alcanzar el éxito en 13 principios:
1.     El deseo
2.     La fe
3.     La autosugestión
4.     El conocimiento especializado
5.     La imaginación
6.     La planificación organizada
7.     La decisión
8.     La perseverancia
9.     El poder del trabajo en equipo
10.  El misterio de la transmutación del sexo
11.  La mente subconsciente
12.  El cerebro
13.  El sexto sentido
Inmediatamente después de esta introducción de principios clave, Napoleón Hill desafía a sus lectores a encontrar a lo largo de cada capítulo una idea central que los ayudará a convertirse en hombres y mujeres exitosos y ricos; sin embargo, también nos dice que no va a explicar abiertamente la idea pues se vuelve mucho más poderosa cuando el lector logra descubrirla por si mismo, al leer entre líneas.
El concepto básico que nos transmite Napoleon Hill como el combustible que impulsa el proceso de hacerse rico es:

Actitud mental positiva

La actitud mental positiva encabeza la lista de cualidades necesarias para que una persona se enriquezca, y la razón de esto es que cada uno de los 13 factores, trazados a lo largo del libro, es prácticamente imposible de alcanzar si uno no mantiene una actitud mental positiva antes de empezar a ejercitarlos. No hay manera de tener fe si se deja que las dudas y la negatividad invadan nuestros pensamientos. No hay forma de tomar decisiones y vencer todos los miedos que nos impiden actuar, si no tenemos confianza en nosotros mismos y creemos que fallaremos en ese momento. Para desarrollar todas esas cualidades y comportamientos se debe tener una imagen positiva de uno mismo y del futuro, con el fin de abonar el terreno donde se edificará la riqueza.
Una actitud mental positiva y la comprensión de que es posible lograr tu propósito, inspirarán una nueva perspectiva y el nivel de confianza necesarios para lograr cualquier riqueza. Una actitud mental positiva, a su vez crea esperanza en el futuro. Una vez que tengas esperanza en el futuro, todo es posible. Entonces, enfócate en tu actitud mental, construye esperanza y luego trabaja por dominar las riquezas restantes. Cuando un ser humano comienza a evitar toda negatividad y se orienta hacia la solución de los problemas, el mundo le brinda increíbles oportunidades.

Propósito, deseo, dedicación y perseverancia

Como hemos mencionado, el tema central que se desarrolla a lo largo de los 13 principios claves y que Hill no ha querido nombrar de forma explícita, se puede resumir en 4 aspectos fundamentales, necesarios para tener éxito y convertirse en una persona con riquezas:

1)     Tener un propósito: Una vez que la persona identifica su propósito, las prioridades cambian. Si estás vagando en la oscuridad, no llegarás muy lejos en la vida, identifica tu propósito y tus metas y una vez que el objetivo está plenamente reconocido podrás dirigirte por un camino iluminado.
2)     El deseo: Definir tu propósito no necesariamente garantizará que actúes con el fin de lograrlo; para Hill tener un profundo deseo y pasión por conseguir esa meta es lo que asegurará que trabajes para alcanzarla. Tienes que imaginar que al lograr tu propósito vas a sentir el máximo placer posible.
3)     Dedicación: Napoleon Hill habla de niveles de madurez y comprensión donde el compromiso, la dedicación y el sacrificio son la clave para obtener riquezas. Con su ejemplo personal, el autor nos muestra como trabajó para Andrew Carnegie durante años sin ninguna paga, a cambio de que él en el futuro pudiera escribir un libro sobre sus experiencias; esta fue una actividad que requirió sacrificios, pero finalmente la dedicación fue el factor determinante en el éxito de Napoleon Hill.
4)     Perseverancia: Entendiendo la misma como la superación de todos los obstáculos. En la vida los obstáculos inevitablemente se van a interponer en tu camino hacia el éxito, pero tú debes usar el deseo y la dedicación para persistir a través de las dificultades y superarlas. A menudo, las carencias en el ámbito financiero van a actuar como un obstáculo, aparentemente insuperable, pero debes utilizar tus recursos internos para seguir trabajando a pesar de ello.

Napoleon Hill cuenta en su libro varias historias donde estos 4 aspectos fundamentales se aplican. En general, a lo largo de esta publicación él nos invita a pensar y hacernos ricos, dedicándonos con pasión y usando estos 4 principios.

Algunas personas han criticado este libro por carecer de ejemplos modernos y por su enfoque metafísico, sin embargo, muchos empresarios célebres han dicho que la lectura del mismo ha significado una parte importante de su éxito.


Si estás trabajando con la Ley de Atracción, merece la pena que consigas una copia y te formes una opinión por ti mismo.

0 comentarios:

Publicar un comentario