Subscribe:

martes, 14 de junio de 2016

La ley de atracción para relaciones amorosas positivas

Algunos creen que las enseñanzas de El Secreto y la Ley de Atracción solo sirven para atraer cosas materiales. Nada más lejos de la realidad, usando lo aprendido en la película El Secreto no solo puedes manifestar las cosas que siempre soñaste sino también las relaciones y sentimientos que siempre quisiste. Veamos qué hacer para que esto pase.
La Ley de Atracción es una Ley Universal, por lo tanto afecta cada parte de nuestra existencia, incluyendo nuestra vida amorosa. Si sientes que siempre estás saliendo y entrando de relaciones disfuncionales o fallidas, no pierdas las esperanzas. Aplicando El Secreto tu puedes cambiar ese patrón. Tan solo necesitas un poco de orientación para poder experimentar amor verdadero y vivir la relación de tus sueños. Aquí tienes algunos consejos sobre cómo aplicar esta ley y crear la relación de pareja ideal:

No tengas miedo a la soledad

Muchas personas se obsesionan con encontrar la persona adecuada porque tienen miedo de envejecer solas. El miedo es un pensamiento que crea como todos los pensamientos y no te gustará lo que creará para ti. Estar solo es algo que debes abrazar más que tenerle miedo. Si le tienes miedo, no permitirás que El Secreto y la Ley de Atracción se manifiesten y muchos de los amantes potenciales pueden salir corriendo al detectar tu terrible necesidad.
Recuerda, tu deseo de una relación debe ser un deseo puro, no un anhelo desesperado basado en el miedo, en la falta.

Se feliz antes de estar en pareja

Si estás pensando “Voy a ser muy feliz cuando encuentre el amor de mi vida”, estás perdiendo un pedazo del rompecabezas. La felicidad atrae la felicidad, así que haz lo que sea necesario para sentirte bien ahora. Nunca es el trabajo de otra persona hacerte feliz. De hecho, la relación va a sufrir enormemente si ambas partes no están contentos consigo mismos antes de comenzar.

Controla tus expectativas

La decepción está a la vuelta de la esquina si esperas que tu pareja satisfaga todas tus necesidades, haga las cosas de la manera que tú piensas que es correcto, y cumpla todas tus expectativas. Te darás cuenta que el éxito llega más fácil si entras en una relación con la mentalidad de lo que tú puedes aportar a ella en vez de lo que tú puedes obtener.
A menos que ya hayas alcanzado la iluminación total y el dominio espiritual, eres “un trabajo en progreso”. Por lo tanto, tienes un montón de espacio para ser la mejor persona que puedes ser para la relación. Deja que éste sea siempre tu foco.

Conoce profundamente a la persona con quien estás saliendo

Las relaciones infelices a menudo se derivan de una incapacidad para aprender y entender al otro. Presta atención al carácter de tu potencial pareja y observa cómo interactúa con el mundo, no sólo la forma en que interactúa contigo. Y también presta atención a su estado de ánimo y pensamientos. Ya que si piensas pasar mucho tiempo con esta persona siempre es bueno saber que te ayuda y te alinea con tus objetivos (en vez de alejarte y tirarte para abajo).
Después de todo, todo lo que uno piensa y hace es una reflexión de dónde se encuentra en el camino de la vida ahora mismo.

Empieza por cambiarte a ti mismo

Tu “trabajo” es siempre ser el mejor que puedes ser. Esta mejora de uno mismo te beneficiará a ti tanto como a tu relación. Cuanto más te das cuenta que eres tan perfectamente imperfecto como tu pareja, menos tiempo pasarás tratando de cambiar a la otra persona.
Si te encuentras constantemente demandando cambios a tu pareja (no importa si son grandes o pequeños), esto significa que tienes bastante trabajo que hacer en ti mismo. Trabaja en tu capacidad de amar incondicionalmente y acepta a esa persona si deseas permanecer en una relación con ella.
El Secreto y la Ley de Atracción responden a un pensamiento positivo de amor con más pensamientos positivos de amor. Y a medida que se acumulan pensamientos positivos de amor, permitirás que el Universo manifieste mejoras positivas en tu relación.
Por último, siempre mira tú situación desde otra perspectiva. A veces nos ponemos muy demandantes con nuestra pareja y nos olvidamos de apreciar todo lo que tenemos y lo que nos hace feliz. Así que si te encuentras pensando “El trabaja mucho, nunca tiene tiempo para mí”, detén ese pensamiento y cámbialo por uno más motivador, más agradecido. Algo como “admiro todo el esfuerzo que hace por buscarse tiempo para mí y todo el empeño que pone por crear una mejor realidad para los dos”.

Recuerda que la principal enseñanza de esta ley universal, es que tú eres responsable por tu vida y por tus sentimientos. Empieza por allí y verás cómo paso a paso la relación de tus sueños se convierte en una realidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario